El teflon lo repele todo.

El teflon es el material más antiadherente que existe. Nada se adhiere, resiste cientos de usos, y soporta temperaturas que van desde los -20 Cº hasta los +250ºC.
Con estas características, el teflon es el material más indicado para la panadería y pastelería.
Una vez preparada la masa de lo que queremos hacer (pan, galletas, tortas, bizcochos, etc.) lo colocamos sobre la hoja de teflon en la bandeja, y lo metemos al horno. En el horno no hay riesgo de que se vaya deteriorando o incluso quemando debido al calor. Una vez que terminamos, podemos retirar nuestro producto de la hoja de teflon con total facilidad. Y para limpiarlo, bastará con pasarle un paño húmedo. Si es necesario podemos meter la hoja de teflon en el horno, aprovechando el calor, para que los restos se quemen y se suelten solos (efecto pirolítico), o también podemos meter la hoja de teflon en el lavavajillas.

Pero las hojas de teflon también pueden utilizarse en otros ámbitos o con otros productos. Productos tan pringosos como la miel o el aceite tienen un enemigo en el teflon. Podemos disponer de hojas de mayor tamaño. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario