A Google se le está poniendo cara de Microsoft.

Monopolio Microsoft, ¿ahora Google?


Los que sean más jóvenes posiblemente no recuerden nada, o directamente no lo conozcan. Hubo un tiempo en los que Microsoft fue igual o incluso más poderosa de lo que hoy es Google. Como digo, a los más jóvenes puede que les pille de sorpresa. Hoy Microsoft es una compañía más bien en declive. Poderosa, pero nada que ver con Google. Pero esto no siempre fue así. Y tuvieron mucho que ver los litigios que tuvo con las administraciones públicas, sobre todo en Europa.

Viajemos varios años atrás, a los últimos años del siglo XX. Microsoft lanza el sistema operativo Windows 95, que supuso una auténtica revolución mundial.

Aquí les dejamos un vídeo sobre el lanzamiento mundial del windows 95.



Con este lanzamiento,  Microsoft aumentaba todavía más su cuota de poder. No sólo era el sistema operativo, ese programa que hace que el resto de programas funcionen. Eran también el navegador de internet (internet explorer), el reproductor de archivos multimedia, windows messenger, etc. Estos otros programas se fueron incluyendo en las sucesivas versiones, Windows 98, 2000, ME, NT, Xp, etc. Y estos otros programas fueron también los que le metieron en líos con los tribunales.

En norteamérica, y sobre todo, en Europa, Microsoft se vió envuelta en juicios anti monopolio. Se le acusaba de no dejar espacio a los demás programadores, pues al comprar el paquete del sistema operativo, se instalaban también esos otros programas, por lo que estaban abusando de sus posición dominante. Recordemos que la mayoría de los ordenadores del mundo utilizan un sistema operativo Windows, por tanto, la mayoría de los ordenadores también utilizaban el resto de su software.

Llegó un punto en el que era normal ver a Bill Gates declarando en juicios. Estos continuos litigios, además de otros factores, iniciaron el declive de Microsoft, que perdió su situación de líder mundial en productos y servicios informáticos. Entre medias apareció Google, y para cuando Microsoft desarrolló un buscador ya fue demasiado tarde. Posteriormente apareció el iPhone, y para cuando Microsoft comenzó a desarrollar software para los smartphones, ya fue demasiado tarde...

Pues a Google se le está poniendo cara de Microsoft. Cada vez son más frecuentes las noticias sobre los juicios y sentencias contra Google. Hace poco fué lo del "derecho al olvido". En España tenemos lo de la tasa Google (gran gilipollez), y Bruselas se la tiene jurada a Google por el monopolio que ejerce su buscador, además de malas prácticas, como relegar en los resultados de búsqueda a empresas de la competencia (Google se dedica a comprar empresas a diestro y siniestro, y si otra empresa vende productos similares a los de sus empresas, esta desaparece sospechosamente de los resultados de búsqueda).

Google ejerce una situación de monopolio de facto. Un acto de Google basta para poner en serios aprietos a cualquier empresa del mundo. Una caída de varias posiciones en los resultados de búsqueda condena a cualquier web del mundo a una caída drástica en sus visitas orgánicas. En Europa, y particularmente en España, Google acapara prácticamente el 95% de las visitas orgánicas que recibe cualquier página web (incluso se llega a rozar el 99.5%).

Ahora Alemania quiere que el algoritmo de Google, el alma del buscador, sea público. Veremos como acaba esto. Pero a la gran G empiezan a salirle demasiados enemigos.

Alemania contra Google              El algoritmo de Google            




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario