En SEO el dopping también se paga.

En SEO y posicionamieno web el dopping también se paga 




El dopping es aquella práctica que consiste en tomar sustancias prohibidas en el ámbito deportivo para mejorar su resultado. Especificamos lo de ámbito deportivo, porque bastan un par de cafés y una coca cola para dar positivo por cafeína.


En SEO y posicionamiento el dopping podemos entenderlo como todas aquellas prácticas no permitidas por los buscadores y que buscan aumentar nuestra visibilidad en los resultados de búsqueda, con el fin de tener más visitas, y por tanto, más ventas, clicks por publicidad, etc. Se le conoce habitualmente por Black-Hat SEO, haciendo referencia a los sombreros de magos, por eso lo de black hat (sombrero negro).
No hagas black hat seo o doping seo, al final lo acabarás pagando.


Pues bien, ambas prácticas se acaban pagando antes o después.


¿Como nos dopamos en SEO?


Hay varias prácticas, como puedes leer en el sombrerito de arriba, contenido de baja calidad, contenido "spineado", contenido oculto para el lector pero no en el código HTML, etc, pero una de las que mejor se mantiene a lo largo de los años, y que acaba concentrado una o varias de estas técnicas es la acumulación de enlaces desde páginas basura.
Cada enlace es interpretado por los buscadores como un voto, por lo que cuantos más enlaces tengamos, más votos teóricos tendremos. Pero claro, esta es una explicación muy sencilla.  
No todas las páginas pesan igual, y dentro de la misma página, no todos los enlaces valen lo mismo. Además, como se ha abusado tanto de esta técnica, los buscadores están muy al tanto para acabar con esta práctica.
El doping seo se paga.
Podemos jugar a engañar a Google, y puede que durante unas semanas o meses lo consigamos. Hemos metido cientos de enlaces de páginas coreanas o americanas, hemos publicado comentarios en todos los foros de internet, y hemos conseguido tener nuestra página en la posición 1 de Google durante X semanas....hasta que un buen día....empiezas a caer, y a caer, y a caer....

Si has pagado a una agencia de posicionamiento para que te hiciese ese trabajo, siento decírtelo, pero la has cagado, pero bien además. Esa agencia te ha cobrado una pasta por ponerte en la primera página de Google durante X días. En consecuencia tú le has pagado lo que le correspondía por ese trabajo. Luego, cuando Google empiece a penalizar tu web, ya será demasiado tarde, tu dinero estará en los bolsillos de esa agencia, y tu web, hundida en los resultados de búsqueda.

Nosotros no recomendamos hacer una trabajo específico para ninguna clave, y desde luego, lo primero que hacemos es una optimización interna de la página, y luego, poco a poco, vamos metiendo enlaces de calidad, no enlaces basura.
Si tu agencia de SEO no te hace una optimización interna, te están engañando, no es SEO, simplemente se limitan a meterte un montón de enlaces para cobrar su factura y si te he visto no me acuerdo. El SEO se compone de dos partes, SEO on-page, o sobre la propia página, y SEO off-page, o fuera de la página. Esta parte es en la que se consiguen los enlaces, pero antes hay que hacer la optimización necesaria.


Hay otras formas de doping, pero ya están tan desfasadas que da incluso risa comentarlas, por ejemplo todavía se ven algunas páginas con una repetición hasta la locura de las palabras clave. Esta práctica hace ya mucho que es detectada y perseguida por los buscadores, si todavía tu web sigue pecando de esto, haztelo mirar.


Con lo que tenemos que quedarnos es que no nos conviene jugar a ser más listos que Google. El rey de todo posicionamiento es el contenido. Y luego una buena política de enlaces, además de tener unos mínimos conocimientos para poner bien las etiquetas, los títulos, etc.

El SEO no es rápido, para eso están las campañas de adwords o SEM. El SEO necesita de al menos 2-3 meses para empezar a ver algo, aunque los resultados se van viendo mes a mes y año a año. Si queremos correr demasiado, es muy probable que nos peguemos el tortazo.





Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario