Mitos, errores y medias verdades en el ecommerce

Mitos, errores y medias verdades sobre el ecommerce 


Mitos, errores y medias verdades en el ecommerce.


En este artículo vamos a contar algunos mitos, medias verdades y errores que se cometen en el ecommerce. 


Cuando alguien se plantea emprender un negocio en el mundo del ecommerce, sobre todo si no tiene mucho conocimiento sobre el tema, lo más normal es que se pase tiempo buscando información, leyendo y leyendo textos de gente más o menos experta.

En estos textos se dicen muchas cosas, y muchas de ellas son completamente válidas o ciertas, pero también se dan por sentadas varias verdades absolutas que, desde nuestra experiencia, no lo son tanto. No es que sean falsas, sino simplemente que no son verdades absolutas.

Y por otra parte, cuando alguien emprende en ecommerce, es normal también que cometa una serie de errores. Errores que en parte vienen motivados por la falta de experiencia y la existencia también de ciertos hechos que se tratan también como verdades absolutas.

En este artículo vamos apuntar algunas experiencias personales para hablar sobre errores, mitos y verdades absolutas en el mundo del ecommerce. No pretendemos sentar cátedra, pero si contar experiencias vistas, vividas u oídas, para que otros escarmienten en cabeza ajena.

El mito de la entrega ultra rápida


En ecommerce parece haberse dado por sentado que el cliente lo único que busca es una entrega ultra rápida. Esto puede que sea cierto en grandes ciudades, donde las tiendas online, sobre todo las más grandes, pueden tener sus centros logísticos y entregar en cuestión de horas, pero creemos que esto no es ni mucho menos cierto a nivel general. Por ejemplo, tenemos el caso de las navidades pasadas, cuando Amazon dijo que en 5 años iba a entregar los pedidos con drones en las grandes ciudades. Puro marketing, pero que le funcionó de maravilla.

Yo personalmente, cuando quiero comprar algo porque lo necesito urgentemente, y si donde vivo no está disponible, cojo el coche y me voy a la ciudad más cercana. Solamente para cosas muy concretas elegiré la compra online, si algo lo necesito urgentemente, lo más rápido es que vaya yo a la tienda y lo coja, por eso queremos desmitimifacar el mito, valga la redundancia, de que el comprador online valora sobre todo la entrada rápida.

Lo que el comprador online valora sobre todas las cosas, como todos los compradores, es que no le mientan. Si tú no se lo puedes entregar en el mismo día, pero si se lo puedes entregar en dos o tres días, díselo al cliente y el valorará.

El error de empezar con mucho stock


Asociado a este mito de la entrega ultra rápida suele ir el error de querer empezar con mucho stock. Para entregar muy rápido tenemos que tener el stock en nuestro almacén.

En consecuencia abrimos la tienda online con un stock de varios miles o decenas de miles de euros, sin tener en cuenta hasta pasados unos meses el señor Google no nos va hacer prácticamente ni caso. Por lo tanto tendremos ahí un capital aparcado al que no le sacaremos beneficio.

Más sensato es buscar uno o varios proveedores que pueden servirnos desde una unidad, haciendo dropshipping o no, pero lo importante es que nos sirvan desde una unidad a precios razonables.

La verdad absoluta de que en los primeros meses tienes que comprar visitas mediante publicidad.


Esta verdad absoluta va tan bien ligada a lo que hemos comentado antes de que en los primeros meses el señor Google prácticamente nos va a ignorar.
Suele decirse que en esos primeros meses tenemos que comprar visitas mediante Google Adwords u otros medios de publicidad.

Esto es verdad a medias, puede ser que sí, pero para eso tenemos que conocer nuestro margen de beneficios y calcular si va a ser rentable o no comprar la publicidad. La publicidad es cara, y si no conocemos nuestro ratio de conversión y nuestro margen de beneficios, podemos ir a la ruina. Además, si no tenemos tampoco conocimientos de SEM, crear una campaña en Google Adwords puede ser muy peligroso.

El error de querer engañar a Google con un posicionamiento dopado


Ya tenemos la tienda on line abierta, pero claro, no entra nadie,no nos conoce ni el tato entonces contactamos o nos contacta una agencia de posicionamiento y SEO y nos promete aparece en la primera página de Google en unas pocas semanas para una determinada palabra o palabras.

Empiezan a hacer su trabajo y efectivamente en pocas semanas, dependiendo de la dificultad de la palabra elegida, estamos en la primera página de Google, y en consecuencia le pagamos a la agencia su trabajo. Pero claro, la sorpresa puede venir unas semanas unos meses después, cuando ya haga mucho que has pagado esa importante factura (algunas pueden ser de 4 cifras).

Google todo lo ve y todo lo controla. Tienen algunas de las mentes más privilegiadas del mundo trabajando para ordenar todo lo que se publica en Internet, saben que de repente has empezado a recibir cientos de enlaces de una página coreana cuando tu negocio está en Albacete, eso a Google le va a oler a chamusquina.

¿Sabes qué es lo que va a pasar que antes o después? Pues que Google te va a empezar a retrasar de las primeras posiciones, puede que no te penalicen mucho, simplemente te retrase en 10 posiciones. Pero es que 10 posiciones menos en una tienda online, sobre todo si no eres la número uno, supone la muerte, pero claro, tu agencia de posicionamiento ya ha cobrado por su "trabajo". Te han cobrado, 400, 600 ó 1000 euros por colocarte unas semanas o unos meses en la oposición 5 y ahora te encuentras en la posición 17 y con ese dinero de menos, bravo.

Lo mejor es hacer un tratamiento con cabeza. Lo primero es optimizar la página, nada de contenido duplicado, nada de URLs ilegibles. Hay que tener bien todas las metaetiquetas, no tener los títulos duplicados, no tener descripciones cortas o demasiado largas, etc.

Ese es un trabajo que esa agencia posicionamiento que se dedica a colocarte enlaces basura no te ha realizado ni te va a realizar nunca, pero es fundamental porque es la base de todo lo demás. Debes conseguir enlaces de calidad y conseguirlos poco a poco, nada de cientos de enlaces de una página coreana.

Eso evidentemente tampoco te lo va a hacer tu agencia de posicionamiento, porque lo que interesa es gripar el motor, lo que le interesa es forzar la máquina y colocarte en la primera página de Google en poco tiempo cobrar y desentenderse.



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario